Toda la actualidad sobre el parque nacional de Las Tablas de Daimiel

Comienza la protección de los Ojos del Guadiana

28-07-2014

Un año después de que manara el Ojo de La Señora y un vecino "le metiera" la pala, el Catastro admite que la zona es de dominio público. Sin embargo, la alfalfa sigue adueñándose del lugar.

Comienza la protección de los Ojos del Guadiana

A pesar que la delimitación que hace de los Ojos del Guadiana la Dirección General de Catastro (Ministerio de Hacienda) es algo cicatera, no deja de ser una buena noticia que se reconozca el dominio público por parte de esta institución, reflejo de que se ha reabierto el proceso. El siguiente paso debiera ser la señalización y delimitación de la zona. En los siguiente mapas vemos que el Catastro reconoce desde la carretera Daimiel-Puerto Lápice hasta Zuacorta.

 

 

Fuente: http://foros.embalses.net/showthread.php/15384-Acu%C3%ADfero-23-A%C3%B1o-2014/page47

 Pero lo cierto es que a dia de hoy nada ha cambiado. Del Ojo de la Señora no queda ni rastro y toda la superficie está dedicada a la alfalfa.

 

Un año del afloramiento del Ojo de la Señora

En agosto del 2013 saltaba la sorpresa en el Guadiana. En pleno verano y cuando prácticamente todo el mundo descartaba que, a pesar de la gran recuperación del Guadiana, se pudiera ver agua en los Ojos del Guadiana Tablasdedaimiel.com tomaba esta fotografía en el antiguo Ojo de la Señora:

 

 

Lo espectacular del caso es que un vecino que cultiva la zona de alfalfa, molesto con el agua y las visitas de curiosos, habia intentado eliminar aquel afloramiento saltando el hecho a la opinión pública por ser reflejo de la falta de protección de los Ojos del Guadiana. Hasta tuvo que precintar la Guardia Civil el ojo, lo que aumentaba la perplejidad de los interesados por el asunto.

 

Rápidamente la Confederación Hidrográfica del Guadiana, con la complicidad de la Comunidad de Regantes de Daimiel, un técnico del IGME y el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Daimiel, tomó cartas en el asunto descartando no sólo que fuera agua subterránea, sino que aquella zona fuera un antiguo ojo. El caso destapaba "las vergüenzas" de la administración que nada había hecho contra la usurpación del dominio que le toca proteger. Además, coincidía con el debate sobre la ampliación del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel en el que las asociaciones conservacionistas del país pedían la inclusión de los Ojos del Guadiana. Finalmente, se descartaba que los ojos pasaran a ser parque nacional, pero el Ministro de Medio Ambiente de entonces, Arias Cañete, daba una de cal y otra de arena al anunciar que se recuperaría la zona como dominio público del Guadiana. Rubricaba así el compromiso contraido por el presidente de la CHG en una visita al parque nacional, junto al Secretario de Estado de Medio Ambiente.

 

Un año después, el primer paso dado por el catastro parece querer indicar que se están tomando las decisiones correctas que acaben con el rapto del Guadiana (así llamamos en una artículo a la situación emulando al periodista Luis Carandell). Pero no hay que bajar la guardia. Aún quedan decisiones por tomar hasta que veamos las estaquillas que señalen cuál es el río Guadiana