Toda la actualidad sobre el parque nacional de Las Tablas de Daimiel

Europa hará pagar a España millones de euros por maltratar el Guadiana

31-05-2014

La sobreexplotación de los acuíferos, la inadecuada implantación de la Red Natura 2000 o los vertidos urbanos son algunos de los incumplimientos de la normativa comunitaria

Europa hará pagar a España millones de euros por maltratar el Guadiana

Sofocando el fuego de la turba en Las Tablas de Daimiel durante el 2009. Fuente: RTVE

 

La cuenca del Guadiana ha recibido y sigue recibiendo grandes inversiones desde Europa para el desarrollo rural y la conservación de su medio ambiente. Sin embargo, cuando se incumplen de manera sistemática las normativas europeas que España ha firmado, podemos acabar pagando más que recibimos. Es algo que no trasciende por la falta de transparecia achacable a la administración española, pero ya hay precedentes de sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europa condenando a nuestro país por no cumplir la Directiva Marco del Agua (DMA)

La DMA aprobada en el año 2000 fijó que para 2015 las masas de agua europeas debían conseguir un buen estado y una adecuada protección de su domino público. Para este cometido todas las cuencas hidrográficas debían redactar y aplicar antes de la fecha límite sus respectivos planes hidrológicos. El Guadiana tuvo el suyo en 2009. Entonces se iniciaba una cuenta atrás de seis años para cumplir los siguientes objetivos: prevenir el deterioro del estado de las aguas superficiales; reducir progresivamente la contaminación de éstas e interrumpir o suprimir gradualmente los vertidos, las emisiones y las pérdidas de sustancias peligrosas. Para las aguas subterráneas: evitar o limitar la entrada de contaminantes y evitar el deterioro del estado de dichas aguas; alcanzar un buen estado de las aguas (proteger, mejorar y regenerar y garantizar equilibrio entre la extracción y la alimentación) e invertir toda tendencia significativa y sostenida al aumento de contaminantes.

 

La Confederación Hidrográfica del Guadiana reconoce incumplir los objetivos

El plan que la CHG trazó para conseguir semejantes metas entre 2009-2015 reconocía una serie de Temas Importantes con alternativas de actuación para solucionar los problemas existentes. El próximo año tocaría una revisión de este plan conforme a los criterios que establece la Unión Europea a través de la DMA. La situación ideal sería que coincidiera con la prevista como objetivo final para el 2015 tras la puesta en marcha de las medidas planteadas. Sin embargo, la propia CHG reconoce que “en muchos casos eso no será posible” y aduce en su defensa “las limitaciones económicas que están marcando el contexto actual”.

Estos objetivos pueden prorrogarse, si se justifican adecuadamente las razones de la prorroga, en dos nuevos ciclos: hasta 2021 y hasta 2027. La prórroga ha sido pedida alegando que ha sido imposible recuperar en 2015 el buen estado cuantitativo y químico de los acuíferos de la Cuenca Alta del Guadiana, gran “talón de Aquiles” para que la CHG cumpla las exigencias de la DMA.

Por lo tanto, el primer plazo fijado el próximo año para adecuarse  a la normativa europea se da por imposible. Esta situación puede acarrear diversos procedimientos no sólo por incumplimiento de plazos y objetivos, sino también, por ejemplo, por no evitar vertidos urbanos contaminantes. De las pocas multas que han trascendido a la opinión pública hay una por incumplir la normativa de aguas residuales y que suponen al estado 900.000 euros al día. Así lo declaró en agosto del 2013 el consejero de Aguas del cabildo de Tenerife que explicó que las multas "funcionan como un taxímetro", es decir, que hasta que no se solucione el problema, la cuantía de la misma sigue corriendo y aumentando. No es la primera vez pues España ha sido sancionada en varias ocasiones con multas millonarias por no cuidar sus ríos incumpliendo las directivas europeas. El exministro Arias Cañete en 2012 asumía que el Estado iba a ser incapaz de cumplir la normativa europea sobre aguas residuales en más de 30 ciudades lo que supondría un desembolso entre 20 y 50 millones de euros al año sólo en sanciones por ésta materia.

Los motores de bombeo de agua siguen en medio del cauce del Guadiana. Mientras, el agua retrocede en el canal de desecación.

 

Nuevos planes pero la tendencia permanece

La CHG ya trabaja en otro plan tras el fracaso del que expira en 2015 que, amén de fracasar en su propósito, arrastra los referidos procedimientos sancionadores abiertos. Este nuevo ciclo con límite en 2021 comienza con la elaboración de un renovado Esquema de Temas Importantes (ETI). El suspenso de muchos de los temas del anterior periodo obliga a repetir y elaborar alternativas para cumplir los objetivos. El proceso de participación pública termina el 30 de junio y se puede consultar toda la documentación en la web de la CHG. Se incide, otra vez, como Temas Importantes en la sobrexplotación de las masas de aguas subterráneas causada por la gran presión de la extracción superando los recursos anuales disponibles o la contaminación por vertidos o por nitratos de estiercol o fertilización agrícola. Para conseguir dichos objetivos haría falta un cambio de mentalidad que, en la práctica, deje de ver los ríos como "canales que transportan agua" o los acuíferos como "embalses" sin relación con ríos y humedales.

Sin embargo, anuncios como el de última campaña electoral en voz de la presidenta castellano manchega sobre la legalización de miles de pozos ilegales en un acuífero que continua sobrexplotado, los vertidos urbanos al Guadiana que han continuado este año, la ocupación del dominio público del río o la falta de un plan que ordene la conservación de las Tablas de Daimiel, entre otros muchos ejemplos, solo aventuran que la prórroga más valdrá para ganar tiempo y perpetuar las políticas tendentes a eludir el verdadero compromiso, de facto, con la recuperación medioambiental del Guadiana.

 

Drenaje de un ojo del Guadiana que volvió a tener agua en el verano de 2013

 

Si quieres estar al día de todo lo que acontece en Las Tablas de Daimiel y en el Guadiana dale a "me gusta" en nuestro